Seeds insights

Los SI y los NO de las entrevistas laborales en tiempos de trabajo remoto

Si tenes una entrevista laboral, estos tips son para vos

July 15, 2021


Las entrevistas laborales representan una instancia en la que se ponen en juego no sólo tus conocimientos académicos o logros profesionales, sino tu entera personalidad. La pandemia dio el último empujón que se necesitaba y la modalidad trabajo remoto ya no es solo paraíso de freelancers, pero las entrevistas laborales continúan esenciales para la contratación de cualquier tipo de empleado. Tu vida personal, tus conocimientos, tu experiencia y disponibilidad son factores claves para conseguir ese proyecto que querés o ser contratado por la multi de tus sueños.

Por supuesto, revolución del trabajo mediante, las metodologías de selección de personal se modernizaron. Tenemos la entrevista remota con cámara, la videollamada más relajada y la reunión presencial. Nosotros nos centraremos en el método de entrevista más elegido por las empresas líderes: remota (Líderes en términos de facturación, pero también en innovación, evolución y relevancia social. ¡Hola Unicornios!)

Si, Si y Si


1) Sé vos mismo
Hay una concepción errónea sobre la que descansan los más introvertidos o rígidos a la hora de ser entrevistados: tus méritos académicos o laborales son los únicos que importan. Pues no. Tu personalidad o carisma probablemente compense tu falta de experiencia, por ejemplo. Una persona elocuente o con capacidad de escucha es tan atractiva como una persona con un CV kilométrico. Más aún en los casos en los que la entrevista se desarrolla con una persona que va a ser parte de tu equipo y va a trabajar con vos. La calidad humana y el buen timing de respuestas, aún en tiempos de virtualidad, hablan volúmenes de una persona. Y recordá que tu interlocutor se da cuenta si estás actuando. Simular una personalidad no es favorecedor. Sé vos mismo y no te escondas detrás de un personaje que no vas a poder sostener.


2) Investigá a la empresa
Es muy importante saber a quién tenemos del otro lado a la hora de cualquier tipo de conversación, más aún en el caso de una entrevista. Así como googleás y buscas en redes a tu cita o al restaurant de turno, el mismo stalkeo debes activar antes de una entrevista. El reclutador va a percibirlo como un signo de interés, determinación y responsabilidad. Fijate cuáles fueron los logros de la empresa, sus productos o servicios, su estructura organizacional, sus mensajes, los requerimientos del puesto al que estás aplicando, etc. Informate, hacé preguntas sobre la empresa, mostrá interés.

3) Estudiá tu currículum vitae
Jugá a que estás por rendir el final de tu vida y estudiá tu currículum. Si es necesario hacete fichas con tus logros más importantes, cambios que implementaste en un trabajo previo o proyectos de los que estás orgulloso. En un momento de tensión podés olvidarte hasta del nombre de tu carrera universitaria. Preparate y recordá que no es una charla casual, aunque tu rubro sea el de la creatividad o creas que tu CV habla por si solo.

4) Pensá a futuro

Pensá qué implementaciones, cambios o mejoras harías si fueras elegido para el puesto. Expresá cuál podría ser tu aporte a la compañía y cuál sería el valor agregado de sumarte a su equipo. Proponer acciones e innovaciones les da una idea clara de qué podrías lograr en ese puesto o en qué dirección va tu mente a la hora de resolver situaciones. Las preguntas hipotéticas son muy frecuentes y tu capacidad de respuestas es fundamental. ¿Qué harías si pasa x cosa? ¿Cómo encararías x proyecto? Previamente a la entrevista, imaginate escenarios posibles de situación y pensá una
respuesta.

5) Definí previamente tus honorarios
Establecé el valor de tu trabajo antes de reunirte. Por supuesto, esos honorarios se adecuarán a la extensión y alcance del proyecto, pero es vital tener un número en la cabeza a la hora de ser entrevistado. Muchas veces, durante el transcurso de la charla, te preguntarán cuál es tu remuneración pretendida y si bien es una instancia incómoda, es muy importante que sepas qué responder con seguridad y confianza.

6) Respondé estas preguntas
Respondele al espejo estas preguntas antes de la entrevista: ¿Por qué estoy interesado en este trabajo? ¿Por qué soy el candidato ideal? ¿Por qué dejé mi trabajo anterior? ¿Cuáles son mis fortalezas? ¿Qué le puedo aportar a la empresa? Hay muchas chances de que te las hagan.

No, no y no


1) No mentirás

Las mentiras tienen patas cortas y no hay nada más estresante que ser elegido para una tarea que no sabemos hacer. Es preferible hacer promesas de capacitación o aprendizaje que inventar una habilidad o conocimiento que no tenemos. La mentira más frecuente suele darse con el nivel de inglés o la aptitud para trabajar con determinado programa o herramienta digital. No vas a aprender a escribir en inglés nativo en un mes ni a usar Java en una semana.


2) No es una reunión con amigos
Quizá ese no sea el trabajo adecuado para vos, pero asegurate que internet no sea la razón por la que no te contratan. Si la banda de tu casa no es tan ancha o suele haber problemas de conexión, te sugerimos que vayas a un bar tranquilo a realizar la entrevista. Es muy importante que encuentres un espacio calmo, silencioso y apropiado. No hay segundas oportunidades y es muy probable que, en el caso de que haya algún tipo de inconveniente, proyecten que eso te va a pasar mientras trabajas para ellos. También es importante que llegues a tiempo, que la luz sea buena y que el espacio esté ordenado y parezca profesional.


3) No te vayas por las ramas
Es importante que puedas hablar con claridad y respondas a lo que te preguntan. No te vayas por las ramas ni trates de desviar la conversación hacia los temas en los que vos te sentís más cómodo.

4) No hagas chistes o comentarios fuera de lugar
La terminología es muy importante y una frase mal formulada, una palabra fuera de lugar o un chiste del siglo del pasado pueden jugarte una mala pasada. También te sugerimos no expresar posturas políticas o religiosas salvo sean pertinentes a la conversación.


5) No te quedes con dudas
Antes de que termine la reunión asegurate de saber con claridad cuáles son las condiciones laborales, cuáles serán tu tareas y responsabilidades, cuál es la disponibilidad horaria pretendida y cuáles son las herramientas que deberás utilizar.

Mirá más artículos similares

Suscribite a nuestro blog

¡Gracias por suscribirte!
¡Ups! Algo malo pasó mientras te suscribías, ¡intentalo nuevamente!